Por qué una impresora de etiquetas puede salvar la vida a los intolerantes alimentarios

Por qué una impresora de etiquetas puede salvar la vida a los intolerantes alimentarios

diciembre 15, 2017
en Categoría: PRODUCTOS
0 280 0
Por qué una impresora de etiquetas puede salvar la vida a los intolerantes alimentarios

Por qué una impresora de etiquetas puede salvar la vida a los intolerantes alimentarios

Las impresoras de etiquetas tienen una gran variedad de utilidades profesionales, algunas de las cuales ya hemos tratado anteriormente en el blog. Pero, más allá de su uso informativo en distintas actividades, se les puede dar una función preventiva, también en ámbitos profesionales.

Un claro ejemplo de esto a lo que nos referimos es el etiquetado de alimentos, que en un entorno laboral puede influir positivamente en muchos aspectos. A la función nativa de informar sobre las características de aquello que se etiqueta, y a las colaterales de clasificar e identificar productos, también se le pueden sumar otras aplicaciones que, a partir de éstas, sirvan con objeto de prevención y seguridad.

 

¿Cómo se mejora la seguridad alimentaria con el etiquetado de alimentos?

En el etiquetado de alimentos se puede incluir muchísima información, como el tipo de producto, sus valores nutricionales, las trazas que contiene, los alérgenos, la fecha de caducidad y los procesos de cocinado.

Esto es algo que se puede ver en muchas etiquetas cuando se compran productos de alimentación en las tiendas y supermercados, pero, sin duda, es una información que también debería incluirse en los comedores y máquinas expendedoras de muchos espacios de trabajo en los que se vende o distribuye comida.

Con toda esta información, que no siempre se muestra, se aportan unos datos que resultan muy valiosos en términos de eficiencia, ya que permiten ordenar cada uno de los productos etiquetados por tipos de alérgenos, trazas, valores nutricionales y fechas de caducidad de un modo más claro, evitando confusiones que puedan ocasionar algún perjuicio de salud a los consumidores, e incluso a los propios trabajadores.

La seguridad y la higiene también se ven muy favorecidas si los alimentos y sus componentes cuentan con un etiquetado completo, impidiendo contaminaciones o equivocaciones que alteren la calidad y las propiedades de cada uno de ellos. En un supermercado, por ejemplo, los clientes pueden reconocer qué productos comprar más rápidamente, identifican más fácilmente las especificaciones de cada alimento, por lo que no tardan tiempo en buscar la información ni en preguntar a los empleados.

Además de todo esto, cuando se trata de alimentos, puede resultar muy útil comunicar a los consumidores los posibles riesgos para la salud que conllevaría su consumo si tienen algún tipo de alergia o intolerancia, amén de aquellos que quieran cuidar su línea o bajar de peso. Hoy en día, cada vez más personas prestan atención a lo que comen, y en el caso de las intolerancias alimentarias, un fallo puede conllevar graves consecuencias para la salud, llegando en los casos más extremos a poner en peligro la vida del afectado.

 

¿Cómo se pueden etiquetar alimentos?

Los alimentos se pueden etiquetar de distintas maneras, y en Brother tenemos varias opciones que te pueden resultar muy útiles a la hora de acometer esta tarea.

Las impresoras de etiquetas Brother son una herramienta perfecta para etiquetar alimentos –entre otras muchas cosas–, la gama de la que dispone Brother te permitirá imprimir etiquetas con códigos de barras, fechas y todos los datos que necesites, incluso desde una base de datos.

Además, con todas las impresoras y rotuladoras electrónicas de Brother se incluye P-Touch Editor, un programa de edición para que diseñes las etiquetas tal y como tú quieras. De esta manera, puedes integrar imágenes, texto, códigos de barras y otros elementos en tus etiquetas. Además, podrás aprovechar funciones tan prácticas como la inclusión automática de fecha y hora, indispensable para indicar la caducidad de los alimentos.

Algunas de estas impresoras de etiquetas y rotuladoras electrónicas también cuentan con conexiones wifi o red, y esto les permite conectarse con dispositivos móviles, como smartphones o tablets, para poder imprimir desde éstos de una manera cómoda, sencilla y rápida. Para ello, Brother pone a disposición de los usuarios iPrint&Label: una aplicación gratuita que se encuentra disponible tanto para dispositivos Android como iOS.

En conclusión, una impresora de etiquetas no solo es útil para ordenar y clasificar, sino que sus aplicaciones van mucho más allá, como vemos aquí en el caso del etiquetado de alimentos. Y lo mejor de todo es que, gracias a las impresoras de etiquetas Brother y a sus complementos gratuitos –como P-Touch Editor y iPrint&Label–, etiquetar cualquier producto es más fácil y accesible que nunca.

 

Compártelo:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies