La herramienta esencial de los tatuadores en Europa

La herramienta esencial de los tatuadores en Europa

julio 19, 2017
en Categoría: EMPRESAS, TENDENCIAS
0 262 1
La herramienta esencial de los tatuadores en Europa

La herramienta esencial de los tatuadores en Europa

Cuando pensamos en hacernos un “tatuaje”, muchos de nosotros nos imaginamos los utensilios tradicionales como tintas, agujas y mucho dolor. Y como base etimológica del término no nos equivocamos, ya que su significado original deriva de los conceptos “marcar” o “golpear dos veces”, en referencia al método tradicional de aplicar los diseños o plantillas que se remonta al año 2.000 A.C., en la Cultura Chinchorro en la costa de Chile.

¿Te imaginas que la técnica del tatuaje fuese tan primitiva como en la antigüedad? Por suerte, las maquinas para tatuadores han evolucionado hasta convertirse en auténticos terremotos de la tecnología, proporcionando acabados artísticos. Pero a estos instrumentos, también se les han añadido otras soluciones. Por ejemplo, las impresoras portátiles térmicas PJ de Brother.

Muchos de vosotros os preguntaréis ¿para qué necesita un tatuador una impresora térmica? La respuesta es sencilla: los profesionales del tatuaje pueden imprimir diseños complejos desde el PC en papel hectográfico en cualquier momento y lugar, para posteriormente calcar el diseño en la piel y comenzar a tatuar. La industria del tatuaje de EE.UU. fue la primera en adoptar la tecnología de impresión térmica portátil con la serie predecesora de impresoras térmicas Brother: PJ-600. Ellos fueron los primeros, pero en el último año, casi 2.500 profesionales del tatuaje en Europa han añadido esta solución a su kit de tatuador.

La serie de impresoras portátiles térmicas PJ hace posible que los tatuadores puedan imprimir en cualquier lugar desde un portátil, smartphone o tablet, incluso de Apple. Además, la impresión térmica de alta resolución es perfecta para estos profesionales, porque detalla todos los sombreados del diseño con alta calidad, gracias a una resolución de 300 ppp hasta en tamaño A4. Esta tecnología de impresión no utiliza tinta ni tóner, permitiendo tintar a los clientes tanto en los propios estudios, como en convenciones, sin riesgo de fugas.

El pionero en usar esta solución fue el tatuador británico Paul Talbot (en la foto). Durante su estancia en Reino Unido, viajaba frecuentemente por Europa y EEUU a diferentes convenciones de tatuajes. Cansado de los equipos de impresión que le facilitaban los organizadores de este tipo de eventos, decidió adoptar inicialmente el modelo PJ-623, para luego, cuando fue lanzado al mercado, utilizar el modelo insignia de la serie: la PJ-773. “Mi impresora portatil PJ es tan importante para mi trabajo como la tinta negra”, dijo Paul, que inspira sus diseños en el estilo más “grunge”.

Con el paso del tiempo la tradición del tatuaje se ha ido convirtiendo en un arte, donde la técnica ha ido mejorando proporcionalmente y la tecnología ha ido aumentando su presencia. Es más, las soluciones de impresión y escaneado para tatuadores profesionales como las de Brother han seguido aportando su granito de arena en el sector del tatuje, con el objetivo de mejorar los diseños y calcar de una forma más precisa los dibujos, para conseguir un acabado más profesional. Brother ha querido sumarse a esta aventura, y acompañar a estos profesionales del dibujo en una trayectoria de infinita creatividad.

Compártelo:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies