Resolución: la clave para convertir píxeles a cm

Resolución: la clave para convertir píxeles a cm

Enero 24, 2017
en Categoría: EMPRESAS, TENDENCIAS
0 1115 0
Resolución: la clave para convertir píxeles a cm

Resolución: la clave para convertir píxeles a cm

¿Te has preguntado alguna vez cuál es la manera óptima de escanear o imprimir una imagen sin perder su calidad? Con el fin de disfrutar de un escaneo o impresión con una óptima calidad debemos partir de un concepto clave: la resolución. Ésta se mide siempre en PPP (Pixel Por Pulgada), PPI (Pixels per Inch) o DPI (Dots per Inch), que se traduce en los píxeles por unidad de longitud.

Desde Brother, somos conscientes de que no es muy habitual contemplar la resolución deseada del archivo que se quiere digitalizar o imprimir, algo que resulta esencial a la hora de lograr una calidad óptima.

En el caso de un escáner, es útil conocer la resolución óptica que aparece en el manual para saber cuál es la calidad máxima a la que puede digitalizar. Además, no debemos olvidar que la resolución óptima para escanear o tratar una imagen digitalmente, dependerá de cuál va a ser su uso. Para las imágenes que se quieran ver en pantalla o para Internet, es recomendable una resolución de 72 ppp. Sin embargo, para aquellos archivos destinados a la impresión, se aconsejan entre 150 como mínimo y 300 ppp. como máximo.

Es importante contemplar que, a mayor resolución, mayor calidad de la imagen, pero, en consecuencia, también aumenta el tamaño del archivo, ocupando más espacio en el ordenador y ralentizando nuestra descarga desde internet o los envíos por mail.

Pero para entendernos todos, cuando decimos que una imagen tiene una resolución pongamos por caso de 1.200 x 1.200, ¿qué significan estas cifras? Es el tamaño de la imagen digital calculando su anchura por la altura. Es decir, en este caso dicha imagen tendrá una resolución de 1.400.000 píxeles. Una vez explicados estos conceptos, viene la madre de todas las preguntas: ¿cómo pasar de píxeles a centímetros, y viceversa? Basta con aplicar la siguiente fórmula:

Tamaño de la imagen / Resolución de la imagen = Pulgadas de tu documento* 2,54 (Pulgada en cm)

Ejemplo= (1600 px) / (72 dpi) = 22,22 pulgadas * 2,5 = 56,44 cm

Una vez calculado el tamaño de la impresión, debemos configurar nuestro equipo para obtener el resultado deseado. Es conveniente tener en cuenta factores como el brillo y contraste, a través de la “Auto Exposición” o la configuración de ajustes avanzados.  Por último, una vez seleccionado el programa adecuado y conformados los ajustes pertinentes, solo queda guardar el archivo en un formato que no afecte a su calidad, o simplemente clicar en el botón de imprimir para obtener nuestra imagen física.

No te conformes con una calidad relativa. Desde ahora, con estas claves, disfruta de unos documentos con una calidad profesional.

Compártelo:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies