Vuelta al cole ¿alegría o suplicio?

Vuelta al cole ¿alegría o suplicio?

septiembre 4, 2015
en Categoría: ACCIONES, PRODUCTOS
0 1278 0
Vuelta al cole ¿alegría o suplicio?

Vuelta al cole ¿alegría o suplicio?

Septiembre es sinónimo de vuelta al cole. Las familias tienen que afrontar esta tarea con desigual ánimo: los niños ilusionados por volver a ver a los compañeros y los padres más preocupados por adquirir todo lo necesario para la vuelta y por el gasto que esto supone. Según un informe de la Federación de Usuarios Consumidores Independientes este gasto será de algo más de 800€ de media, con variaciones según si es público, concertado o privado, lo que podrían elevar la factura hasta los más de 1.100€ (en este último).

Pero ¿cómo se distribuye el gasto? La ropa o el uniforme junto con los libros de texto son dos de las partidas importantes, lo que sumado al precio del material escolar supone más de 400€ si hablamos de la opción más económica. Muchos gastos se concentran a principio de curso pero ¿qué pasa si todo este material no acaba el curso? Es bastante habitual entre los niños que dejen olvidadas las chaquetas, abrigos, cuadernos o libros y, en más de una ocasión, nunca vuelven a casa.

Así, otra de las tareas que va unida al inicio del curso es la identificación de todas las prendas y materiales escolares de los niños. Si hablamos de los más pequeños, la identificación debe ser exhaustiva, pues incluso la ropa de cambio o el calzado deben ir identificados ¿Cómo afrontar esta importante tarea sin que se convierta en un suplicio? Muchas son las soluciones que se presentan en el mercado para ello, pero para afrontarla con garantías de rapidez, buena presentación, versatilidad y durabilidad sólo hay una: las rotuladoras electrónicas como la P-touch H75 de Brother.

Si calculas el número de etiquetas necesarias durante la vida escolar, el tiempo dedicado a la rotulación, la calidad de los resultados y la duración de las etiquetas, una rotuladora supone una mejora en todos los aspectos. Con ella se pueden imprimir series de etiquetas, añadir símbolos o caracteres especiales, conseguir un resultado cuidadoso, y aplicar las etiquetas a diferentes superficies. Una misma rotuladora puede utilizarse con distintos tipos de cinta para rotular libros o ropa, y las etiquetas han sido probadas hasta el extremo (calor, frio, agua y químicos), con lo que su durabilidad está asegurada.

En resumen, reduce el gasto extra que supone perder los objetos escolares e invierte en una herramienta que te durará muchos años y te servirá no sólo para simplificar tu vuelta al cole, sino para infinidad de aplicaciones en casa u oficina que ganarán en presentación.

Compártelo:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies