Claves para elegir el papel más adecuado que necesitas para imprimir

Claves para elegir el papel más adecuado que necesitas para imprimir

mayo 30, 2012
en Categoría: EMPRESAS, TENDENCIAS
0 4921 0
Claves para elegir el papel más adecuado que necesitas para imprimir

Claves para elegir el papel más adecuado que necesitas para imprimir

Fíjate si será importante el papel, que sin él de poco servirían los consumibles y las propias impresoras. Por eso es importante gestionar un buen papel, saber cuál es el adecuado en cada caso y cómo se comportan los equipos con cada uno de ellos para obtener las mejores impresiones.
Para empezar, como sabrás existen múltiples sistemas de referencia de papel. El más utilizado en Europa es el DIN 476, también conocido como ISO 216, norma adoptada por la mayoría de países europeos a partir de 1950. El sistema de formatos de papel comienza con el formato A0 (un metro cuadrado de superficie, de tamaño 841×1189 mm.), y para pasar a los tamaños subsiguientes basta con seguir esta relación: el lado corto pasa a ser el lado largo del formato inmediatamente inferior. Así tendremos los formatos A1, A2, A3, A4, A5, A6, A7 y A8.

Ahora, ¿cuántos tipos de papel existen? Depende del gramaje. El papel de uso común se compone de celulosa, algodón y otras fibras. Cuanto mayor sea el porcentaje de celulosa, mayor será la calidad del papel; si el mayor porcentaje es de algodón, su estructura será más estable; y si lo que abundan son las fibras, la calidad del papel será menor. Por eso tenemos Papel Normal: (75 -100 g/m2.), Papel Bond o alta calidad (mismo gramaje que el papel normal aunque con más contenido en celulosa,  Papel Fino (menos contenido en celulosa y algodón. Gramaje de 60-70g/m2), Papel grueso (hasta 140 g/m2), Papel muy grueso (hasta 165 g/m2), cartulina (hasta 220 g/m2),  Cartón (hasta 300 g/m2) y Sobres (la superficie más compleja de papel, cuatro capas plegadas sobre 1 ó 2 puntos).

Diferencia-entre-celulosa-y-algodón

Por otro lado, cuando compres papel para imprimir valora la lisura y el brillo. Para lograr ambas cualidades existen dos acabados fundamentales: Satinado (mate) y Glossy (brillo). Los primeros pueden utilizarse indistintamente en equipos láser y de tinta y son los más usados en el entorno de oficinas. Mientras, el Glossy se emplea más para la impresión de fotografías en equipos de inyección, por eso nunca debe usarse en equipos láser o de tóner, pues su superficie sería derretida al pasar por el fusor.

Asimismo, no debes descartar el papel reciclado, que tiene las mismas propiedades que el papel de oficina normal en lo que se refiere a la estructura y satinado, aunque difiere en la blancura y en el origen de la materia prima, que no es otro que material recuperado y blanqueado sin agentes contaminantes.

De todas formas, y sea cual sea la clase de papel que utilices para imprimir, sé consecuente con su uso. Recuerda que fabricar una hoja de papel consume más energía que imprimir sobre ella. Por eso, no vendría mal que siguieras estos consejos:
• Usa la impresión a doble cara en lugar de utilizar dos hojas de papel.
• Usa principalmente papel reciclado o ecológico.
• Recicla todo el papel que deseches, pero sin dejar de lado la confidencialidad de los datos que contengan.
• Existen muchos usos posteriores para el papel además del uso normal de una oficina.
• Y recuerda siempre: imprime sólo lo que necesites.

Compártelo:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone
, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, ACEPTAR

Aviso de cookies